Innovation Meeting Point

Ver novedades
en

La necesidad de darse un capricho para sobrellevar los efectos del Covid-19 ha favorecido un aumento del consumo de chocolate y derivados del cacao durante el último año. Aunque el placer ha sido el factor motriz de este aumento, la salud se ha mantenido como un elemento de preocupación para el consumidor, lo que también se ha reflejado en una creciente tendencia hacia productos con mayor porcentaje de cacao y menos azúcares añadidos. Asimismo, el sector refleja otras tendencias “relacionadas con el consumo y producción responsable, como son, por ejemplo, los productos ‘sin’ o los bio”, señalan en NielsenIQ