Innovation Meeting Point

Ver novedades
en

El Covid-19 tuvo un claro impacto en el consumo de galletas por parte de la población española, una categoría que registró importantes crecimientos durante el confinamiento. Tras el boom, la categoría se estabilizó hasta mantenerse estable respecto a 2019 con leves incrementos del +0,5% en valor y del +0,6% en volumen en 2020

en

En tiempos de pandemia, al pasar más tiempo en casa, ha habido más espacio para la indulgencia, destacando el aumento del snacking y el picoteo, y un 16% de los consumidores ha comprado más productos premium que antes de la crisis sanitaria.
La sostenibilidad, la proximidad, la salud y el comercio online se han convertido en asuntos clave en 2020, año en que la Distribución Alimentaria ha demostrado estar a la altura de las circunstancias como industria esencial, garantizando el suministro y ofreciendo seguridad al consumidor ante el Covid-19

en , ,

Su consumo está muy ligado al ocio, a las reuniones sociales, on-the-go y fuera del hogar. Por ello, el sector de bollería y pastelería ha acusado de forma muy importante la irrupción del Covid en nuestras vidas. Según Asemac, en 2020 ha tenido lugar un descenso en la producción (-12,4%) y en la facturación (-17,6%) del sector, si bien la categoría ha encontrado un refugio en los hogares, donde ha crecido. Ahora, el futuro pasa por reconstruir lo perdido y buscar nuevos nichos de mercado

en

La necesidad de darse un capricho para sobrellevar los efectos del Covid-19 ha favorecido un aumento del consumo de chocolate y derivados del cacao durante el último año. Aunque el placer ha sido el factor motriz de este aumento, la salud se ha mantenido como un elemento de preocupación para el consumidor, lo que también se ha reflejado en una creciente tendencia hacia productos con mayor porcentaje de cacao y menos azúcares añadidos. Asimismo, el sector refleja otras tendencias “relacionadas con el consumo y producción responsable, como son, por ejemplo, los productos ‘sin’ o los bio”, señalan en NielsenIQ

en ,

La llegada de propuestas al mercado de confitería de azúcar se ha acelerado con innovadores artículos que pisan fuerte para volver a hacer crecer la categoría tras un ejercicio marcado por el Covid-19. Sin embargo, el comportamiento de caramelos y chicles ha sido en 2020 muy desigual. Mientras el consumo de caramelos se trasladó de fuera del hogar a casa gracias a la demanda de compras de indulgencia, los chicles no superaron su fuerte componente on-the-go, frenado por las restricciones de movilidad y el distanciamiento social

en

El año 2021 es definido por la Asociación de Snacks como ‘el año de las tres íes’: “Innovación en procesos, en materias primas y en formatos”. Esta apuesta del sector de aperitivos trata de responder a las principales motivaciones de consumo: placer y sabor, conveniencia y salud. En un ejercicio marcado por la recuperación tras la peor embestida del Covid-19, tanto snacks como frutos secos crecen en un escenario favorable para ambos gracias a su carácter indulgente, que les ha posicionado en un lugar preferente en los hogares españoles