Innovation Meeting Point

Ver novedades

Posos dulces de la historia reciente

Léalo en 4 - 5 minutos
PortadaDN309.
Léalo en 4 - 5 minutos

Ha habido unos cuantos lectores que me han preguntado sobre la anterior carta. Son muchos años -veinticinco ya- y me conocen algunos muy bien, lo que agradezco muchísimo. Suelo lanzar mensajes constructivos y positivos, ya que soy de naturaleza optimista y procuro ver la botella medio llena (¿no es como está cuando está a medias?) pero a pesar del título “Nueva era con ilusión”, han entendido en estas líneas de mi Carta anterior un poso amargo y me han pedido alguna que otra explicación.

¿Poso amargo? No suelo instalarme en la queja, pero supongo que si se traduce entre líneas cierta amargura, algo habrá. A fin de cuentas, quién puede negar, por muy optimista que sea, que llevamos unos años tremendos, muy complejos y en los que a veces las circunstancias no elegidas -como las propias- de nuestros clientes nos “premian” con la reducción o la cancelación de servicios o productos agobiados con presupuestos más reducidos.

Fíjense en el crecimiento de algún tipo de caramelo para adulto, o de derivados del cacao o en las galletas que han salido reforzadas por el cambio de hábitos del consumidor

Imagino que no podrán hacer otra cosa, porque a ellos les presionan con el precio otras instancias o sus circunstancias. Pero yo siempre trato de aprender de cada situación, de cada momento vivido y últimamente me fijo aún más en aquellos que triunfaron en situaciones adversas.

Hacerlo cuando sopla el viento a favor, imagino que es más fácil, lo complejo es crecer cuando la cosa se complica y en este sector, en cada análisis de mercado encuentro ejemplos de productos que le dan la vuelta a la situación. Si no, fíjense en el crecimiento de algún tipo de caramelo para adulto, o de derivados del cacao o en las galletas que han salido reforzadas por el cambio de hábitos del consumidor. Hay ejemplos a nuestro alrededor, no son escogidos, son reales y hablamos de ellos, igual que se habla de situaciones adversas.

Cuando nacimos como revista en 1989, no era un momento especialmente idóneo para una empresa de comunicación que se instalaba en un sector donde no había un medio profesional, porque se acercaba una crisis, aunque entonces no lo sabíamos, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria en Japón en 1990.

La última crisis tan fuerte ha hecho que se nos olvidaran las que ha habido antes, pero aquella que fue especialmente impactante en nuestro país en 1993 yo la tengo bien presente porque estábamos en nuestros primeros años. Nos estaba costando muchísimo poner en contacto oferta con demanda porque era un sector que no tenía el hábito de recibirnos cada mes, pero lo fuimos consiguiendo con cada edición, un paso más y luego llegó el número 50 y el número 100 y ahora ya llevamos trescientos y pico.

Los distribuidores empezaron a confiar en que les dábamos mucho más que la información parcial de los equipos de venta de las empresas y los análisis de mercado se valoraban por parte de los operadores, industria y sus proveedores y de las asociaciones del sector, que entonces eran ocho.

La última crisis tan fuerte ha hecho que se nos olvidaran las que ha habido antes

Y entonces ocurrió: la economía española pasó en 1993 uno de los momentos más difíciles de las últimas décadas hasta aquel momento. La recesión se instaló en España, creció espectacularmente el desempleo hasta llegar al 24% (solo un poco menos que ahora) y las empresas redujeron sus beneficios y eso implica también reducción de inversiones. Y más datos que ahora no vienen a cuento, sólo que me sirve para ilustrar que si entonces nos hubiéramos rendido, habríamos puesto freno a nuestra progresión y no lo hicimos. Aquello fue un estímulo. Fue un momento muy difícil, complicado, pero no nos minó la moral ni hizo que disminuyera la ilusión ni un ápice. Como ahora. Gracias por preguntar.

@LolaFPaniagua
facebook.com/SweetPress2.0
linkedin.com/company/sweet-press-s-l

Dulces Noticias... y algo más 309

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias relacionadas