Con 167 votos a favor, 165 en contra y 18 abstenciones, Pedro Sánchez, ha sido investido presidente del Gobierno en la votación efectuada este martes en el pleno del Congreso de los Diputados. Los resultados suponen que se ha alcanzado la mayoría simple exigida por la Constitución para que se entienda otorgada la confianza de la Cámara. Esta segunda consulta se ha producido tras no lograrse en la primera, el 5 de enero, la mayoría absoluta necesaria, es decir 176 votos favorables. Una vez hechos públicos estos resultados, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, lo comunicará al Rey para hacer efectivo su nombramiento.

De este modo, se constituirá un Gobierno de coalición con Unidas Podemos, partido cuyo apoyo ha sido esencial en esta investidura. "Por sí sola esta coalición, inédita en la historia democrática de nuestro país, constituye un esfuerzo por aunar voluntades. Suma 155 escaños y además puede obtener el respaldo suficiente para convertirse en la única opción de Gobierno posible", declaraba Sánchez al inicio de su discurso de hoy. Asimismo, el hasta ahora jefe del Gobierno en funciones y candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, ha contado con el respaldo de PNV, Más País, Compromís, BNG, Nueva Canarias y Teruel Existe.

Respuesta a las demandas sociales y económicas de estabilidad

En la que ha sido la tercera jornada del debate de investidura, Pedro Sánchez ha incidido en que "los españoles y españolas han cumplido con su obligación de votar y lo han hecho no solo una vez, sino cinco veces en un año, y nuestro primer deber es darles lo que han votado, que es un Gobierno". Asimismo, ha reiterado su propuesta de "una coalición de progreso, diálogo y justicia social".

Además de recordar que en los últimos cuatro años, España ha carecido de un Gobierno en plenitud de facultades durante un total de un año y medio, en su intervención, Pedro Sánchez ha avanzado que "nos vamos a esforzar por crear un clima constructivo que contribuya a superar las diferencias y no a encontrarlas". La búsqueda de consenso en el nuevo Gobierno será, sin duda indispensable para responder a la necesidad de un “gobierno estable” que, haciéndose eco de las reclamaciones que desde las elecciones del pasado 28 de abril se han venido reiterando desde los distintos sectores políticos y económicos, expresó el  presidente de Aecoc, Javier Campo, en el marco del 34º Congreso de Gran Consumo de Aecoc.

Menos carga impositiva a las pymes

Entre las medidas que el presidente ha anunciado durante el debate de investidura, ha señalado que "trataremos de restaurar derechos sociales en educación, en sanidad, en dependencia, en pensiones, siguiendo fortaleciendo nuestra causa por la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres". Asimismo ha hecho referencia a la subida del salario mínimo, el incremento de los recursos para las familias en riesgo de pobreza, la lucha contra la precariedad laboral y el desempleo, la mayor atención a las zonas en riesgo de despoblación, el diálogo para superar los contenciosos territoriales –"siempre dentro de la Constitución"– y el impulso de la ciencia, la investigación, la revolución digital y las infraestructuras.

En materia fiscal, Pedro Sánchez ha mencionado que se elevará la contribución a las arcas públicas de las rentas más altas, pero "eso es algo que solo afectará a uno de cada 200 contribuyentes en nuestro país". Además, "las pymes verán reducida su carga impositiva", ha asegurado.

La lucha contra la emergencia climática es otra de las prioridades del nuevo Ejecutivo. "Todos deberemos adaptar nuestros modos de producción, de consumo, de transporte y de vida a la lucha contra la emergencia climática", ha avanzado el presidente. A lo que ha añadido que "lo haremos asegurando una transición justa al nuevo modelo energético en el que nadie resulte dañado".