Innovation Meeting Point

Ver novedades

Migueláñez ´rompe etiquetas´ por las personas con discapacidad intelectual

Léalo en 5 - 6 minutos
Léalo en 5 - 6 minutos

Migueláñez ha presentado su II Campaña Solidaria Sonrisas Dulces, protagonizada por personas con discapacidad intelectual. Hasta el 6 de enero de 2012, pondrá a la venta el Jellypack Solidario, similar a los tradicionales Jellypacks de la marca pero con la particularidad de que 10 céntimos de su importe se destinarán a la Fundación Carmen Pardo-Valcarce con el fin de “romper etiquetas” y facilitar la inclusión laboral de personas con discapacidad intelectual. Pinche aquí para ver el vídeo.

El director general de Migueláñez, Mario Migueláñez, ha explicado que el objetivo de la campaña consiste “no sólo en fomentar la inclusión laboral de personas con discapacidad intelectual, sino en romper esas etiquetas que injustamente se les asocian, no sólo en el ámbito empresarial, sino en todos los ámbitos de nuestra sociedad. Ellos no sólo pueden ocupar puestos de trabajo en muchos campos, sino que además aportan un valor extraordinario a las empresas, como la motivación, alegría y creatividad, y a la sociedad”.

Se trata de la primera vez que personas con discapacidad intelectual diseñan y protagonizan la imagen de una campaña solidaria. Trabajadores con discapacidad intelectual de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce han participado activamente diseñando la etiqueta del Jellypack Solidario, protagonizando el spot promocional y envasando el producto. Tras superar un proceso de selección entre los trabajadores con discapacidad intelectual de la fundación, se montó un laboratorio de ideas, con la colaboración de Wywlab, para el diseño de la etiqueta.

Como resultado, en el centro de ésta aparece un simpático personaje que sostiene en la mano un cartel con la leyenda “10 cént”. Además, aparecen destacadas las palabras “Jellypack Solidario” y los logotipos de Migueláñez y de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce.

Abel Loureiro, trabajador con discapacidad intelectual de la fundación, miembro del laboratorio de ideas y protagonista del spot de la campaña, ha explicado que el personaje “tiene forma de caramelo, está feliz y por eso aparece con una sonrisa dulce”. Una llamativa línea negra en zig-zag divide el diseño circular de la etiqueta, aludiendo al lema y objetivo de la campaña: romper etiquetas.

El Jellypack Solidario ha sido envasado por el personal de la fundación y contiene 200 gramos de dos líneas de producto de la marca, divididas cada una en tres variedades: tres de ellos contienen caramelos blandos o jellies (ositos de azúcar, corazones de melocotón y  goma parisien). Estas 3 variedades son sin grasa, sin colorantes artificiales y sin gluten, lo que los convierte en productos aptos para celíacos; las otras 3 son variedades de regaliz (ladrillo pica, taco relleno y taco rojo). Tampoco contienen grasa ni colorantes artificiales, aunque sí gluten.

 

Pilares de la campaña

La venta directa del Jellypack Solidario es uno de los pilares en los que se apoya la II Campaña Solidaria Sonrisas Dulces. La empresa prevé superar el número de unidades vendidas en la pasada edición de la campaña, alrededor de 400.000.  

La campaña se complementa con un spot en el que se narra un día normal en la vida de Abel Loureiro. El spot se puede ver en internet (www.sonrisasdulces.com), y se podrá acceder a él desde múltiples canales: correo electrónico, redes sociales (Facebook, Twitter) y plataformas de vídeo online.

Cuantas más personas visiten la web, vean el spot, se ‘etiqueten’ en él y lo compartan, mayor será el importe de la donación final de Migueláñez a la Fundación Carmen Pardo-Valcarce, ya que la empresa se ha comprometido a donar 5 céntimos de euro por cada persona que lo comparta.

La directora de la fundación, Almudena Martorell, destacó que “para nosotros, esta es una campaña redonda: los chicos y chicas de la de fundación han diseñado la etiqueta del Jellypack Solidario, han realizado el manipulado y han protagonizado el spot. Esto demuestra que, con ayuda y apoyo, las personas con discapacidad intelectual son capaces de trabajar como cualquier otra persona, poniendo incluso más ilusión y empeño. Y estamos seguros de que esta campaña va a romper muchos mitos y muchas barreras”. 

 

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias relacionadas