Innovation Meeting Point

Ver novedades

Empresas, padres e hijos

Léalo en 4 - 6 minutos
Portada-Diciembre-2014-Dulces-Noticias-Sweet-Press
Léalo en 4 - 6 minutos

Ya estamos concluyendo un año en el que todos -por la ansiada recuperación- hemos puesto muchas esperanzas e ilusión. Nosotros, especialmente, porque es el año del 25 Aniversario de Dulces Noticias… y algo más, la revista de este sector que ha escrito páginas y páginas de la historia del mercado de consumo por impulso, a la vez que avanzaba en su propia historia.

Hemos visto en estas dos décadas y media cómo se producían compraventas, nacimientos de empresas y de ideas, también desapariciones de empresas y de proyectos y, naturalmente, de las personas que los hicieron posible, fusiones, concentraciones, evolución y hasta alguna revolución.

Son malos tiempos para los que no les guste el movimiento, porque la Tierra bajo nuestros pies, no para

Cuando nacimos, muchos profesionales que ahora están cediendo el testigo a sus hijos, nos relataban cómo habían creado su empresa o cómo la habían recibido de una generación anterior. Ciclos de la historia que han configurado un presente que sigue anunciando cambios porque la propia vida es cambio. Son malos tiempos para los que no les guste el movimiento, porque la Tierra bajo nuestros pies, no para.

En este mercado hay empresas de la industria que continúan siendo familiares e incluso más que centenarias y con unas cuantas generaciones: la quinta, la cuarta, la tercera… al frente. Se trata de profesionales muy diferentes al tipo de empresario que fue su abuelo o su tatarabuelo, porque el mercado y la manera de afrontarlo son distintos y no ganan la batalla los más grandes, sino los que mejor se adaptan a los cambios.

En el ámbito de la distribución, las empresas son más jóvenes pero lo suficientemente maduras como para que los fundadores se hayan convertido en senior y tengan ya a sus hijos a su lado tomando decisiones, o en algún caso hayan optado por la profesionalización fuera del ámbito familiar. Porque las siguientes generaciones de estos emprendedores a los que nunca me he cansado de alabar el mérito que tuvieron, la valentía y la capacidad para saltar obstáculos y crear empresas de la nada y uno y otro en su provincia o región, se constituyó un canal que llega a los confines del mercado.

Ahora, en estos momentos difíciles que acabamos de pasar o aún estamos viviendo, sin echar la vista atrás más que para el reconocimiento y el aprendizaje, no debemos olvidar aquellas décadas de los años 60, 70 y algunos entrando en los 80, en que se creó el Canal Impulso. Magníficos tándem de padres e hijos que hoy les hacen más fuertes para sortear las dificultades y siguen reinventando la empresa, incorporando o reduciendo si es necesario. Lo importante es tener la dimensión adecuada para ser competitivo y rentable, no crecer a cualquier precio.

Hay mucho hecho pero aún hay mucho por hacer y la única forma de afrontar con éxito el futuro es con vocación de servicio en esta tarea de distribución, con las ideas claras y, naturalmente, trabajando. El mercado premia el trabajo, eso no lo podemos perder de vista, igual que castiga de forma implacable a los que descuidan las premisas básicas de calidad y dedicación, también se nota quien trabaja con ilusión y quien no. No hay duda que la reciente etapa que hemos vivido nos ha hecho más fuertes como sector: cada año, cada periodo, trae situaciones únicas que vivir y de las que aprender. Aprovechémoslas.

Como esta carta trata de padres e hijos, no puedo dejar de hablar agradecida de la persona que me inculcó esos valores de los que hablo a menudo, sobre el trabajo, la honestidad, las ganas de aprender, el positivismo… con su palabra, su paciencia y, sobre todo, con su ejemplo constante; que me apoyó en todo momento y que vibró de emoción cuando le hablé del proyecto de Sweet Press y de la revista Dulces Noticias… y algo más, también cuando le dije que quería ser periodista, porque ella quería que fuera feliz sobre todas las cosas, “aunque fuera una carrera con difíciles salidas”. De mi madre. Que se marchó demasiado pronto, el mismo año 1989 en que nacía Dulces Noticias… y algo más y con quien me habría gustado compartir todos estos 25 años y muchísimos más.

@LolaFPaniagua
facebook.com/SweetPress2.0
linkedin.com/company/sweet-press-s-l

Dulces Noticias... y algo más, número 310 (diciembre 2014)

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias relacionadas